martes, 12 de enero de 2010

PORQUÉ UN AÑO EXTRAÑO

Lo considero extraño porque, finalmente, no he construido nada. Y eso es lo que realmente me gusta más.

He de reconocer que:
Investigar es apasionante, demasiado.
Diseñar es absorbente, excesivo.
Dibujar acaparador, exactamente.

Y todo ello, más las circunstancias familiares, buenas todas ellas no me quejo, han llenado de trastos mi taller; libros, planos, dibujos, revistas, fotos, maderas, pinturas,............., algo excesivo.

Me da una pereza extrema ponerme a poner orden y sacar de debajo de esos montones el orden necesario para seguir con lo que más me gusta, ¡Construir!

Otra cosa que he averiguado es que acabar los trabajos puede ser agobiante, tengo prácticamente acabada la monografía del lugre, incluidos cinco capítulos explicativos del barco y de las técnicas empleadas en su construcción, en la realidad y en el modelo, casi acabada la más antigua, la del jabeque. Tontamente dibujadas las de la trainera, que ya conocéis, y la del "Bot Menorquí" , únicamente me falta añadirles un poco de literatura explicativa. Todo ello se me hace excesivo.

El problema es ponerme a acabar cosas. Aprovecho este medio para autopsicoayudarme, comencemos por poner orden de preferencias en la tareas pendientes:
Ordenar el taller.
·Seguir con el forro del Correillo.
·Acabar la monografía del Lugre.
·Acabar los planos del Correillo.
·Acabar la monografía de la Trainera
·Acabar la monografía del Bot Menorquín
·Acabar la monografía del Jabeque
·Acabar El Endevour de Edcobi
·Iniciar los trabajos del Galeón Gallego navegable
·Acabar el Galeón Gallego navegable
·Iniciar la galera, una española y no la capitana de Lepanto, o el Santa Leocadia, en esto me deberéis ayudar a decidir.

Bueno, por proyectos no queda, ¿Verdad?

Ahora que lo releo, ¿Me dará tiempo?

3 comentarios:

arquiloco dijo...

Estoy muy interesado en su monografía del lugre, si admite votos yo voto por acabarla lo mas pronto posible :-)
Practicamente no hay nada sobre lugres y quechemarines por lo que su libro tiene asegurada clientela

Freijanes dijo...

Digamos que estás muy diversificado con tanto proyecto en marcha.
A veces nos liamos con una u otra cosa que nos llama mucho la atención y sin darnos cuenta estamos acumulando cosas y asuntos, en el momento que paramos y hacemos recuento, estamos a medias de todo ello.
Es positivo recapacitar, enumerar y poner orden, a veces el orden es la mitad del trabajo, al hacerlo estamos iniciando la solucion del problema.
Suerte y buena singladura.
P.D.- Creo que se te ha olvidado el galeon de 16 codos al enumerar las tareas.

Un saludo
Paco

zapalobaco dijo...

Efectivamente Freijanes, me olvide del Galeón, y eso que es el verdadero culpable de que descubriese el lado oscuro de la documentación.
Para el galeón estoy de retén, en cualquier momento al pié del cañón.